¿Tu personalidad influye para elegir entre Perros y Gatos?



¿Alguna vez te preguntaste cómo es la personalidad de las personas que tienen un gato o un perro? ¿Independientes, solitarios? ¿Qué características tienen sus propietarios y qué tan intensos son con sus mascotas? Según algunas encuestas, los dueños de los perros son 74% más demostrativos que los propietarios de felinos.

Otros números arrojan datos sobre cuáles son las preferencias de las personas a la hora de escoger una mascota. ¿Amor, odio?. De acuerdo a estudios, los gatos parecen ser mucho más fácil de odiar: el 15 por ciento de los adultos encuestados dijo que no les gustaba mucho los gatos, mientras que el número de personas que afirmó que no les gustaba los perros, fue solo del 2 por ciento.



Yo prefiero...


Existen razones de peso para sospechar que la preferencia que algunas personas tienen por los perros, antes que por los gatos, refleja algunas diferencias de personalidad que son subyacentes.

Es un hecho que la relación entre los gatos y los humanos siempre ha sido muy diferente a la relación que existe entre los perros y las personas. Esto sin duda, refleja los comportamientos que ambas especies han mantenido antes de su domesticación.


En la naturaleza, los gatos suelen ser cazadores solitarios y a menudo son activos, principalmente de noche. En contraste, los caninos salvajes suelen ser animales muy sociables que trabajan en grupos y son activos entre el amanecer y el atardecer. Los perros domésticos conservan esta necesidad de interacción social en la medida en que si no tienen un maestro y una familia, se sienten perdidos.