Alimentación del Perro y del Gato, ¿Cuál es la diferencia?.

La principal diferencia en la dieta de felinos y canes reside en que los primeros se han adaptado y son omnívoros, mientras que los segundos siguen siendo prácticamente carnívoros.


Perros y gatos no son distintos solo en su aspecto y comportamiento, sino que también muestran diferentes requerimientos nutricionales. Es decir, que sus organismos no están preparados para digerir y asimilar el mismo tipo de dieta. A continuación, te invitamos a conocer las principales diferencias en la alimentación de gatos y perros para ofrecer una óptima nutrición a tus mascotas.


5 diferencias en la alimentación de gatos y perros


1. Los perros se han adaptado a una dieta omnívora; los gatos son carnívoros estrictos

La primera y más fundamental diferencia en la alimentación de gatos y perros es que el organismo de los canes puede adaptarse a una dieta omnívora, mientras los gatos son fundamentalmente carnívoros.


En otras palabras, los perros pueden comer y disfrutan de recibir una mayor variedad de alimentos que los gatos. La dieta de los felinos debe basarse en el consumo de proteínas y grasas de origen animal.


Por su parte, los canes pueden ingerir otros ingredientes de forma moderada, como los hidratos de carbono, las grasas buenas de origen vegetal, frutas y verduras.


También existen frutas y vegetales que son buenos para los gatos y pueden ayudar a fortalecer su sistema inmunitario. No obstante, ello no cambia el hecho de que las carnes deban ser el pilar de la dieta de un felino.